Transformación Digital

Vayas donde vayas hoy en día, hay alguien hablando de la transformación digital. Está de moda.

Pero, ¿qué es y cómo te afecta a ti?

En su forma más simple, la transformación digital es la manera de cambiar los procesos tradicionales de tu negocio por procesos gestionados por software, servidores y Smart phones que ayudan a agilizar los mismos e incluso, a veces, hasta a eliminar procesos mundanos y no críticos. Se trata de aplicar tecnología y utilizar su potencia para avanzar, mejorar y hacer crecer tu negocio. La relevancia estratégica de la transformación digital ha crecido junto con el gran impacto de las tecnologías digitales en los modelos de negocio, estructuras industriales y panorama competitivo.

Al aplicar tecnología a la gestión de un negocio, es casi obligatorio re-evaluar la manera de trabajar, los pasos que damos para ejecutar los procedimientos y pensar si es realmente la manera más eficiente. La mayoría de las veces podemos ver que cada maestrillo tiene su librillo y con la ayuda de expertos, podemos buscar las fórmulas de mejorar.

Sin embargo, el hecho de que existan hoy en día miles (si no millones) de soluciones tecnológicas, no quiere decir que tengamos que usar todas; sería prácticamente imposible. Debemos usar las “Nuevas Tecnologías” que nos aporten valor, que ayuden a hacer la vida más fácil y que hagan más productivos nuestros negocios. La tecnología siempre ha tenido un gran impacto en los modelos de negocio y mercados, pero en los últimos años la velocidad y la magnitud de los cambios tecnológicos han llegado a niveles casi exponenciales. Como consecuencia de ello, la economía global es tan dinámica y compleja que las empresas luchan continuamente para reaccionar de una forma ágil.

El reto clave es crear y promover una cultura dentro de la empresa que anime a la gente a acoger activamente el cambio y fomentar continuamente el interés por mejorar. La capacidad de adaptarse rápidamente a las nuevas tendencias y oportunidades del mercado, que pueden surgir de tecnologías o de cambios en la demanda del cliente, es crucial. La innovación creativa más allá de las expectativas del cliente es indispensable para el éxito.

Por dar un ejemplo de cómo afecta la transformación digital a un vertical en concreto, tomamos el caso del sector financiero. El tradicional modelo de la banca de oficinas físicas ya no funciona. Como resultado, los bancos han tenido que hacer cambios en todos sus canales de distribución.

Algunos de estos cambios han sido:

1Las redes de sucursales se han transformado
Las redes de sucursales se han transformado radicalmente en puntos de venta y asesoramiento aumentando su productividad y reduciendo drásticamente su coste
2Los canales digitales se han reinventado
Los canales digitales se han reinventado para dar una experiencia de usuario excelente y así capturar todo el potencial de venta de estos canales.
3Los centros de atención de llamadas se han convertido en un canal rentable
Los centros de atención de llamadas se han convertido en un canal rentable y profesional en el que se utiliza cada vez más la tecnología de vídeo.
4Los bancos gestionan estos diferentes canales
Los bancos gestionan estos diferentes canales para que el servicio, desde la perspectiva del cliente, sea omnicanal y se perciba como un servicio unificado

Sin estos cambios (y otros) los bancos arriesgan quedarse atrás con infraestructuras costosas e inflexibles con poca habilidad para adaptarse y, como resultado, sin poder captar nuevo negocio ni retener sus propios clientes.

La transformación puede ser tan poca cosa como usar un Excel en vez de escribir a mano (sí, esto también es transformación digital) o abrirse a mercados internacionales mediante una solución de comercio electrónico. Los equipos de dirección de todo el mundo están desarrollando estrategias sobre el uso de las tecnologías digitales como móviles, análisis avanzados, medios sociales, cloud computing, o dispositivos conectados (internet-de-cosas) para proporcionar una experiencia de cliente única y fluida, para crear nuevas e innovadoras oportunidades de negocio y mejorar los procesos operativos.

La transformación digital ofrece oportunidades a empresas grandes y pequeñas por igual. Es hora de aprovecharla.